Analogías Redentoras

By Howard Culbertson
Monday, April 3, 2017

Parecía que los misioneros Don y Carol Richardson no estaban logrando progresar al compartir el evangelio con una tribu primitiva de Nueva Guinea. Los jóvenes canadienses sintieron deseos de darse por vencidos y mudarse a otro lugar.

Entonces, un día ellos observaron al jefe de la tribu Sawi hacer las paces con una tribu enemiga. Para cerrar el pacto, el jefe entregó su hijo infante a la otra tribu. Mientras que los Richardson escuchaban la explicación de la ceremonia solemne y su significado implícito, los paralelismos con el evangelio se les hicieron evidentes. Los Sawi necesitaban ver que Jesús era el "hijo de paz" de Dios, quien hizo posible la paz duradera entre la humanidad y su Creador. Si los Sawi podían comprender esa idea, entonces quizás sería posible que ellos dieran el salto espiritual hacia adelante.

The first basic rule is to check if your grow room is completely and tightly sealed. In case you notice that there are some gaps or cracks, do not hesitate and caulk them or use a spray foam to fill them. Do not forget to seal all the windows and doors with the joint sealing.

ImageLos Richardson utilizaron esa ceremonia de paz para explicar la venida de Jesús al mundo. La ilustración de su propia cultura abrió los ojos y luego los corazones de los Sawi. Los miembros de la tribu comenzaron a aceptar a Jesús como su Salvador y su Señor.

Don escribió un libro acerca del despertar espiritual de los Sawi. Titulado "Hijo de Paz", ese libro se convirtió en best-seller y luego Don produjo una película dramática de 30 minutos ( https://youtu.be/UysvnI6DhMA ).

Él comenzó a referirse al uso del ritual de paz de los Sawi como una "analogía redentora". Él animó a misioneros alrededor del mundo a buscar rituales culturales, creencias folclóricas e historias tribales en las que se pudiera encontrar algún paralelismo con elementos cruciales del evangelio. Mientras que Don Richardson reflexionaba acerca del concepto de "analogía redentora", él se convenció de que todas las culturas tienen puntos de conexión para la proclamación del evangelio. Este tipo de pensamiento, por supuesto, refleja la antigua estrategia de utilizar lo conocido para explicar lo desconocido.

El uso de analogías redentoras no reduce la Revelación Divina a un simple paralelismo cultural. Las tradiciones culturales no se encuentran en el mismo nivel que la escritura inspirada. Los maestros y predicadores cristianos simplemente las utilizan para echar luz sobre la revelación de Dios para que ésta pueda ser comprendida.

El uso de analogías redentoras no consiste en la mezcla de diferentes sistemas de creencias, sino que es lo mismo que Pablo hizo cuando basó un sermón en referencia a un altar erguido por los habitantes de Atenas para el "Dios Desconocido". El uso de analogías redentoras no implica que todas las religiones y modos de pensar tienen igual valor. El uso de analogías redentoras es simplemente una manera de enseñar verdades bíblicas utilizando un elemento familiar como punto de inicio.

De hecho, las analogías redentoras son utilizadas a través de toda la Biblia. Muchas personas de los tiempos bíblicos criaban animales y eran pescadores y granjeros. ¿No es cierto que en la Biblia se utilizan varias referencias a las actividades ganaderas, la pesca y la crianza de animales domésticos para explicar verdades divinas? El mismo Jesús utilizó analogías redentoras o paralelismos, diciendo a menudo, "El Reino de Dios es como... "

El uso de paralelismos o analogías culturales como ilustraciones no significa que predicamos un evangelio diferente en diferentes culturas. Simplemente significa que algunas de las ilustraciones más reveladoras y que ablandan nuestros corazones pueden resultar de una cultura específica en vez de ser universales.