Apadrinamiento de necesidades especiales: un nuevo ministerio sirve a personas con discapacidades

Por Iryna Galisevych y Lorena Noé
Monday, June 5, 2017

Alrededor del mundo, unas mil millones de personas se ven afectadas por algún tipo de discapacidad física o cognitiva. Casi 200 millones de individuos experimentan discapacidades significativas. Las discapacidades frecuentemente son acompañadas por estigmas y discriminación, sin mencionar una extremada limitación de oportunidades. Familias enteras pueden experimentar soledad e incluso pobreza, especialmente en países carentes de servicios de apoyo. Reconociendo estas necesidades, varias congregaciones nazarenas están recordándoles a estos individuos y a sus familias acerca del amor de Dios hacia ellos.

Image

Un nuevo programa de apadrinamiento de necesidades especiales a través del Ministerio Nazareno de Compasión tiene por objetivo el servir tanto a niños como adultos con discapacidades. Actualmente, este programa se encuentra disponible en Ucrania, Chile y Perú.

UCRANIA
Cuando Ira y su madre, Valentina, llegaron por primera vez al campamento de cinco días dirigido por voluntarios de la iglesia nazarena, ellas no traían ropa para cambiarse. Basados en experiencias anteriores con otras personas, ellas esperaban regresar a su hogar el mismo día.

Image

Ira utiliza una silla de ruedas y tiene dificultades para comunicar sus pensamientos. Ella estaba acostumbrada a ser ridiculizada por sus compañeros y no tenía razón alguna para esperar que esta vez las cosas fueran diferentes. Pero luego del primer día del campamento, Valentina le pidió a su esposo que les llevara ropa ya que Ira había decidido quedarse.

En Ucrania, donde Ira vive, las personas con discapacidades son muy estigmatizadas y a menudo carecen del cuidado que necesitan. Los ministerios dirigidos por iglesias se están encargando de proveer cuidado y hacerles saber a las personas con discapacidades que son valoradas y amadas. Junto con el campamento de verano al que asistió Ira, un grupo de voluntarios afiliados con la Iglesia del Nazareno se ocupó de dirigir un club de niños en Chernivtsi, Ucrania, donde niños y adultos jóvenes con discapacidades pueden experimentar un sentir de comunidad y a Cristo.

Los voluntarios también ayudan a asegurar que las familias sean apoyadas mediante visitas a su hogar y ayudando a conseguir medicamentos y alimento.

Image

CHILE
En Chile, el centro Mirada de Amor crea un espacio donde adultos con discapacidades pueden trabajar, aprender y expermientar comundiad. En el país los beneficios gubernamentales cesan a los 26 años de edad y pueden ser costosos, de modo que los adultos con discapacidades no siempre cuentan con acceso al cuidado que necesitan. Mirada de Amor provee terapia y especialistas para adultos jóvenes cuyas familias no cuentan con medios para pagar por dichos servicios.

Image

Flavio (foto de arriba), de 34 años, ha estado asistiendo a Mirada de Amor desde hace seis años. Sus mejores amigos también van allí, y junto a ellos participa de capacitación laboral, salidas en kayak, talleres de cocina y recreación física.

“Me gusta estar en Mirada de Amor porque la gente me ayuda a trabajar mejor”, dice Flavio. “Es un lugar donde tengo amigos y ellos me enseñan que Jesús es quien debe caminar junto a nosotros siempre”.

Image

Durante la semana, los participantes pueden unirse a un programa de apoyo integral que incluye educación cristiana, actividades para la vida diaria, estímulo cognitivo, administración financiera y empleo protegido. Los fines de semana, el ministerio también sirve a niños y adolescentes con discapacidades. Todos los participantes tienen acceso a capacitación vocacional y terapia.

Con todos los talleres y actividades que Mirada de Amor tiene en marcha, las necesidades tanto del cuerpo como del alma son asistidas. Como explicó Flavio, él puede aprender acerca de Dios y es animado a procurar una relación más profunda con Él.

El nombre Mirada de Amor es más que apropiado. A través del cuidado diario y el amor expresado a través de este ministerio, la iglesia está pintando una imagen viva de lo que es el amor de Cristo.

-- Traducido por Ed Brussa.